La Joya, Arequipa, Perú

Jonathan Josué Tejada Adriazola

Por Jonathan Josué Tejada Adriazola

La gerente soy Yo, Ñusta. Una rotwailer de dos años que quiere comer siempre bien, se puede cuestionar mis métodos no mis resultados, no sé tengo displasia de cadera y me cuesta teclear, me dejaron abandonada o eso creo, quien sabe. No voy a pensar mal, entre y mate media granja del dueño, la gerente anterior le dejo el corazón en la miseria, ese día me conoció, no había gerente y yo no tengo moral, mate 20 aves que el empleado tuvo que pelar y eviscerar ese día, no me pego salvo dos botellazos en la frente con un descartable. Lloro toda la tarde, una pena por el tipo, comimos y me dijo que comía porque quizá eso faltaba, comer bien, solo los mato no me los como le dije eso te toca a ti. No nos engañemos soy un perro de trabajo y caza, le dije. Te falta conciencia y moral me dijo, pues yo como perra rotwailer encontré todo echo nada, un local destruido, su amor se fue y no quiso esperar al proyecto, lo dejo colgado se llevó el resto del capital y yo acabe con media granja, es una pizzeria autosostenible, y lugar de lectura para los estudiantes universitarios del distrito. Un lugar para unas coronas y música al volumen que debe ser. Si no gano que más da, abre probado que corona es emoción honesta. Se despide Ñusta

Envía tus comentarios

Debes seleccionar una valoración al enviar tu comentario *